04 junio 2006

Lejos de la Ciudad.

Cada cierto tiempo me pasa que tengo un día negro, el día en que todos mis errores regresan a mi mente, pienso y reflexiono sobre mi vida como nuca, recuerdo mis días de infancia y de lo mucho que reía y me pregunto: ¿que le ha pasado a mi vida?, ¿quien me maldice de esta manera, que hasta la risa se alejo de mis Labios?

Gracias a toda la gente que me hace creer que este mundo puede ser mejor.


Powered by Castpost

Kudai - Lejos de la Ciudad.

El mismo lugar
las calles y el mar
la luna ilumina las horas de mi soledad
¿y dónde estas?

Aun puedo escuchar
tus pasos tu andar
el viento metrae los besos que hoy ya no
estarán ¿y dónde estas?

[Coro]

Yo aqui te espero...

Y aun recuerdo ese momento
tus besos al despertar
la brisa el viento la luz del puerto
tan lejos de la ciudad

El frío se ira la luz volvera
y espero que entonces
el tiempo nos vuelva a encontrar
¿dónde estarás?

[Coro]

Yo aquí te espero...

Y aun recuerdo ese momento
tus besos al despertar
la brisa el viento la luz del puerto
tan lejos de la ciudad

Tan lejos de la ciudad [4x]




Links: Kudai.

1 comentario:

rianvanu dijo...

Para los que no entiendan mis palabras.

Doctrina y Convenios Sección 122

1 Los extremos de la tierra indagarán tu nombre, los necios se burlarán de ti y el infierno se encolerizará en tu contra;

2 En tanto que los puros de corazón, los sabios, los nobles y los virtuosos buscarán consejo, autoridad y bendiciones de tu mano constantemente.

3 El testimonio de traidores nunca volverá a tu pueblo en contra de ti.

4 Y aunque su influencia te lance en dificultades y tras rejas y muros, se te estimará con honor; y de aquí a poco tu voz será más terrible entre tus enemigos que el león feroz, a causa de tu rectitud, y tu Dios te amparará para siempre jamás.

5 Si te es requerido pasar tribulaciones; si te encuentras en peligro entre hermanos falsos; si estás en peligro entre ladrones; si peligras en tierra o mar;

6 Si se te acusa con todo género de acusaciones falsas; si te acometen tus enemigos; si te apartan del lado de tu padre y madre, hermanos y hermanas; si con la espada desenvainada tus enemigos te arrebatan del seno de tu esposa y de tu familia, y tu hijo mayor, que sólo tiene seis años de edad, se prende de tu ropa, diciendo: Padre mío, padre mío, ¿por qué no puedes quedarte con nosotros? Padre mío, ¿qué van a hacer contigo estos hombres?; y si entonces lo echan de tu lado a fuerza de espada, y te arrastran a la cárcel, y tus enemigos te rodean como lobos que buscan la sangre del cordero;

7 Si eres echado en el foso o en manos de homicidas, y eres condenado a muerte; si eres arrojado al abismo; si las bravas olas conspiran contra ti; si el viento huracanado se hace tu enemigo; si los cielos se ennegrecen y todos los elementos se combinan para obstruir la vía; y sobre todo, si las puertas mismas del infierno se abren de par en par para tragarte, entiende, hijo mío, que todas estas cosas te servirán de experiencia, y serán para tu bien.

8 El Hijo del Hombre ha descendido debajo de todo ello. ¿Eres tú mayor que él?

9 Por tanto, persevera en tu camino, y el sacerdocio quedará contigo; porque los límites de ellos están señalados, y no los pueden traspasar. Tus días son conocidos y tus años no serán acortados; no temas, pues, lo que pueda hacer el hombre, porque Dios estará contigo para siempre jamás.