10 noviembre 2005

Computación Distribuida.

En los últimos 5 años, varios proyectos de computación distribuida lograron que millones de usuarios donaran horas de procesamiento de sus PC's para colaborar con investigaciones científicas. Con el nacimiento de una nueva red impulsada por IBM y la creación de nuevas plataformas de software abierto para proyectos de este tipo, la tecnología Grid promete consolidarse como una herramienta imprescindible para la comunidad científica.

El concepto de computación distribuida (también llamada “Grid computing”) implica la partición de la información en miles de paquetes individuales, los que pueden ser procesados simultáneamente. Así, los científicos comprobaron que esta tecnología supera ampliamente al uso de unas pocas súper-computadoras para resolver complejos problemas científicos, y puede acortar los tiempos de una investigación de decenas de años, a sólo meses.

El primer emprendimiento a gran escala fue desarrollado por los científicos del programa SETI, un proyecto que busca encontrar señales provenientes de civilizaciones extraterrestres. “SETI@home” logró que millones de personas alrededor del mundo bajaran un protector de pantalla, que se activa cuando la PC no está en funcionamiento. En ese momento, cada PC procesa información proveniente del mayor radiotelescopio del mundo, en búsqueda de posibles contenidos “inteligentes”. Cuando el análisis está completo, el screensaver envía los resultados al servidor central del proyecto y solicita un nuevo paquete de datos para procesar.

De esta manera, se logró que más de 5 millones de usuarios donaran más de 21 millones de años en horas de procesamiento desde mayo de 1999 hasta el presente.

Pero esta tecnología no sólo puede ser útil para encontrar una hipotética civilización extraterrestre, sino que puede tener aplicaciones más concretas para resolver algunos problemas más urgentes de la humanidad.

En 2001, un proyecto conjunto entre la universidad de Oxford y la empresa United Devices posibilitó que el sitio grid.org sirviera para distribuir un software que procesaba información sobre drogas contra el cáncer. El funcionamiento del sistema era similar al de SETI, en el que miles de usuarios donaban el “tiempo muerto” de sus PC's gracias a un software tipo salvapantallas.

Durante 2003 los usuarios de grid.org lograron que se complete una investigación sobre la viruela, gracias a una donación de 39.000 años de tiempo de procesamiento. Para enero de 2004 la cantidad de personas suscriptas a grid.org llegó a 2 millones y medio.

Por otro lado, durante el último año, los creadores del proyecto “SETI@home”, desarrollaron una plataforma abierta para que la tecnología de computación distribuida pueda ser acoplada con relativa facilidad a cualquier emprendimiento científico existente. Así, en la Universidad de Berkeley se creó la plataforma BOINC – (Berkeley Open Infrastructure for Network Computing). Este sistema también permite que el usuario pueda colaborar con más de un proyecto científico a la vez. De esta manera, la interfase brinda la posibilidad de asignar distintos tiempos de procesamiento a los proyectos elegidos

El último gran emprendimiento de tecnología Grid fue lanzado a fines de noviembre por IBM, a través del sitio worldcommunitygrid. Los proyectos incluirán desde la prevención de desastres naturales hasta el desciframiento del código genético de enfermedades como el SIDA. Por ahora, el programa cuenta con un solo proyecto, el “Human Proteome Folding Project”, que sirve para predecir las formas de las proteínas humanas con el propósito de luchar contra determinadas enfermedades.

Los usos potenciales de tecnología son casi infinitos y todo indica que los usuarios seguirán colaborando para facilitar las tareas de los científicos. Tal como afirman los creadores del software de SETI, la computación distribuida recién está dando sus primeros pasos.

Nota: Para proteger sus equipos les recomiendo leer la siguiente nota.

No hay comentarios.: