06 octubre 2009

Noruega y su Banco Mundial de Semillas.

Noruega abrió en el Ártico un "Arca de Noé'' con muestras de semillas para proteger las cosechas de la extinción causada por contaminación, desastres naturales o cambio climático.

El primer ministro noruego Jens Stoltenberg y la ambientalista ganadora del premio Nobel Wangari Maathai colocaron las primeras semillas en las instalaciones subterráneas, que costaron 50 millones de coronas (US$9,3 millones), en la isla de Spitsbergen.

La bóveda puede contener 4,5 millones de muestras, o 2.000 millones de semillas, y comenzó con 268.000 muestras conformadas por 100 millones de semillas, entre ellas de papas, cebada y trigo, informó el Fondo Mundial para la Diversidad de Cultivos, un grupo vinculado a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) que hizo campaña para su creación, dijo hoy.

"Esta es la primera vez que la comunidad internacional emprende una iniciativa drástica para preservar la diversidad de cosechas a perpetuidad", dijo el secretario ejecutivo de la organización, Cary Fowler, en una entrevista telefónica desde el lugar. "Eso es importante porque la diversidad de cultivos es absolutamente esencial para la supervivencia de la agricultura".

La bóveda mundial de semillas de Svalbard contiene tres cavernas subterráneas a 130 metros de profundidad en el permafrost o suelo congelado permanentemente, en las afueras de la población de Longyearbyen. Todo el proyecto fue financiado por Noruega, famosa por sus fiordos, bosques de pinos y montañas nevadas.

"Con el cambio climático y otras fuerzas que amenazan la diversidad de la vida que sustenta nuestro planeta, Noruega está orgullosa de desempeñar un papel central en la creación de instalaciones capaces de proteger no solo semillas, sino los bloques fundamentales de la civilización humana", dijo hoy Stoltenberg en una declaración enviada por correo electrónico por la organización con sede en Roma, que apoya los costos operativos y ayuda a los países en desarrollo a preparar y enviar muestras a la bóveda.

Las temperaturas mundiales podrían subir 1,1 a 6,4 grados Celsius (2 a 12 grados Fahrenheit) a fines de este siglo, por las emisiones humanas de gases que atrapan el calor, dijo el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU el año pasado. Este calentamiento está haciendo que el hielo del Ártico se derrita, que llueva menos en partes de África y el Mediterráneo y que los niveles del mar suban, según el panel.

"El potencial de rendimiento de las cosechas podría bajar incluso con pequeños incrementos en las temperaturas mundiales, especialmente en los trópicos, que se secan dependiendo de la estación y son centros de biodiversidad", dijo Jacques Diouf, director general de la FAO en una declaración enviada por correo electrónico. "La riqueza que se está salvaguardando en Svalbard será el seguro mundial para atender retos futuros".

El Tratado Internacional sobre Recursos Genéticos de Plantas para la Alimentación y la Agricultura, ratificado por 116 países, creó un marco legal para preservar la diversidad de cosechas e impulsó la creación de la bóveda de semillas. Las semillas serán duplicados de colecciones de más de 1.400 bancos genéticos. La temperatura dentro de la bóveda se mantendrá en alrededor de menos 18 grados Celsius.

El gerente de operaciones de la bóveda de semillas, Ola Westengen, dijo el 8 de febrero que el proyecto logró una colaboración ``muy buena'' con todos los bancos de semillas que están enviando muestras a Svalbard.

Las muestras serán conservadas en "cajas negras" que sólo se abrirán en caso de que todos los otros recursos de semillas hayan sido destruidos o se hayan agotado, según la organización. La bodega está protegida por un metro de hormigón reforzado y una reja perimetral, así como por la ubicación remota de la isla.

La construcción de la bóveda comenzó en junio del 2006. Se eligió como sede Svalbard, un archipiélago a casi 1.000 kilómetros del territorio continental de Noruega, por el suelo congelado de la isla. Así, si los sistemas de refrigeración fallan, las semillas continúan protegidas, dijo el fondo.



Más Información:

1.- El Pais.
2.- Caracol

2 comentarios:

MANE dijo...

uyyy cambio climatico ya no hay estaciones del año ,llueve ,sale el sol estamos desorientados ..
hay iniciativas que son aplaudibles como la que mencionas en esta entrada.

un abrazo

rianvanu dijo...

Estoy de acuerdo contigo, es una muy buena iniciativa.

La pregunta es...

¿Por que se construyo en secreto?

Saludos.